Ubuntu 11.10: conectarse a red WIFI a través del iPhone (compartir interfaz WIFI)

Una vez superado el problema de mi portatil (Ubuntu 11.10) con la detección de la tarjeta inalámbrica RT3090, y en el proceso de optimización de la misma, he alcanzado otra manera posible de disponer de conexión WIFI: a través de la utilización de un iPhone como punto de acceso (ya sea por USB o Bluetooth) mediante su función “Compartir conexión”.

El objetivo es disponer de un método para poder conectar el portátil a una red WIFI en caso de que exista (como es mi caso) algún problema con la tarjeta de red inalámbrica del equipo. Para ello utilizaremos como pasarela el teléfono (iPhone), que será el que se conecte a la red WIFI local. Podría enfocarse el post a conectarse a través de la red 3G del teléfono, pero esto sería más sencillo (nos ahorramos varios pasos de los siguientes), aunque a su vez la conexión sería más lenta, y habría que vigilar el total de MB utilizados respecto del tope impuesto por nuestro proveedor de servicios de telefonía.

Esta entrada se centra en explicar el proceso para compartir la conexión WIFI del iPhone a través de cable USB, puesto que la conexión a través de bluetooth es sencilla (simplemente es necesario emparejar los dos dispositivos).

Para poder compartir la conexión del iPhone a través de USB es necesario descargar un paquete contenido en un repositorio no estándar de Ubuntu. Lo haremos a través de la introducción de los siguientes comandos en un terminal:

sudo add-apt-repository ppa:pmcenery/ppa
sudo apt-get update

Una vez introducido este repositorio, acudiremos al Ubuntu Software Center, y en la barra de búsqueda introuciremos el texto “iphone”, como se ve en la siguiente imagen:

Pulsaremos el botón de “instalar”.

Tras esto, podemos conectar por USB el iPhone (es recomendable desbloquear el móvil e introducir el código de desbloqueo, por posibles rechazos de la conexión).

Accederemos al menú ajustés del teléfono, y activamos la opción “Compartir Internet”:

Image

Si acudimos al icono de red de la barra de estado, veremos que, como se muestra en la siguiente imagen, el interfaz inalámbrico del teléfono se ha desconectado de la red WIFI, dejando de indicar la red inalámbrica, apareciendo en su lugar la palabra “Activado”. Incluso el icono indicativo de “conectado a WIFI” de la barra de notificaciones del teléfono ya no aparece.

Image

Debemos por tanto entrar de nuevo en los ajustes WIFI y seleccionar la red inalámbrica, pulsando sobre ella.

Image

Una vez hecho esto, sólo nos falta emparejar el ordenador con el teléfono. Para ello, tan sencillo como acudir a la barra de notificaciones de Ubuntu, en la sección de “conexiones de red” y ver como aparece una nueva interfaz de red cableada (en mi caso, Eth1). Pulsamos sobre ella, y listo, ya podremos conectarnos a través de la conexión WIFI del iPhone.

Fuente: Glatelier.org

Advertisements

Ubuntu 11.10: evitar gestión energética de la tarjeta WIFI

Por defecto, Ubuntu 11.10, en una decisión un tanto extraña, configura el gestor energético para que, en caso de desconexión del cable de alimentación del portátil o de hibernación del mismo, se desconecte la tarjeta de red inalámbrica. Esto, unido a problemas como posibles desconfiguraciones o cargas incorrectas de los módulos de la tarjeta puede hacer que se reproduzcan situaciones bastantes frustantes para el usuario una y otra vez.

La solución, crear un fichero de texto en /etc/pm/power.d/ con el nombre wireless:

sudo gedit /etc/pm/power.d/wireless

Con el siguiente contenido:

#!/bin/sh

/sbin/iwconfig wlan0 power off

Se debe modificar los permisos de dicho fichero de texto para que todos los usuarios tengan acceso de lectura y escritura:

sudo chmod 777 /etc/pm/power.d/wireless

Reiniciar y listo, el gestor de energía no volverá a desconectar la tarjeta de red WIFI.

Fuente: askubuntu.com

Ubuntu 11.10: problema y solución para tarjeta inalámbrica WIFI Ralink RT3090

En mi proceso de conversión a GNU/Linux he sufrido una serie de problemas, relacionados con el proceso de compilado e instalación de algunas de mis aplicaciones favoritas, el gestor de redes inalámbricas por defecto, el gestor de energía, y por último y más grave, el módulo (driver) de la tarjeta de red inalámbrica.

Antecedentes. Equipo y configuración.

  • Equipo: portátil LG P430. Tarjeta inalámbrica WIFI Ralink RT3090
  • Sistema operativo: Ubuntu 11.10 Oneiric Ocelot 32 bits

Descripción del problema.

Una vez finalizada la instalación, el gestor de redes inalámbricas no reconoce la tarjeta de red inalámbrica. Utiliza el modulo rt2800pci (por defecto en el kernel Linux) pero no se puede activar la red inalámbrica.

Esta es la salida por pantalla de alguno de los comandos informativos:

dmesg | grep rt2 (muestra el log de arranque, en todo lo relacionado al módulo rt2800):

[   51.443207] phy0 -> rt2800_wait_wpdma_ready: Error – WPDMA TX/RX busy, aborting.
[   51.443220] phy0 -> rt2800pci_set_device_state: Error – Device failed to enter state 4 (-5).
[   53.102225] phy0 -> rt2800_wait_wpdma_ready: Error – WPDMA TX/RX busy, aborting.
[   53.102238] phy0 -> rt2800pci_set_device_state: Error – Device failed to enter state 4 (-5).
[   54.941117] phy0 -> rt2800_wait_wpdma_ready: Error – WPDMA TX/RX busy, aborting.
[   54.941130] phy0 -> rt2800pci_set_device_state: Error – Device failed to enter state 4 (-5).

rfkill list (muestra posibles bloqueos de los dispositivos de transmisión inalámbrica)

0: hci0: Bluetooth
Soft blocked: no
Hard blocked: no
1: phy0: Wireless LAN
Soft blocked: no
Hard blocked: no

iwconfig (muestra configuración inalámbrica de cada interfaz de red)

lo        no wireless extensions.

eth0      no wireless extensions.

wlan0     IEEE 802.11bgn  ESSID:off/any
Mode:Managed  Access Point: Not-Associated   Tx-Power=0 dBm
Retry  long limit:7   RTS thr:off   Fragment thr:off
Encryption key:off
Power Management:off

lshw -C network (lista hardware, este caso en lo referente al hardware)

*-network DISABLED
description: Wireless interface
logical name: wlan0

En este último comando es en el que observamos el problema. Por lo que parece el Ubuntu arranca con el interfaz wifi deshabilitado, y se debe eliminar esta restricción… y aquí es donde viene el problema, porque esto es algo más complicado de lo que parece. Debido a este problema en conjunto con el anteriormente indicado problema con el gestor de energía, he tenido que “rehabilitar” el interfaz wifi numerosas ocasiones, y tengo que decir que no tengo claro cuál es el procedimiento correcto para hacer que funcione. No obstante, ahí van unas cuantas ideas:

  1. Introducir en la lista negra (sudo gedit /etc/modprobe.d/blacklist.conf) los módulos utilizados por ubuntu por defecto (uno por fila: blacklist rt2800usb rt2800lib rt2x00usb rt2x00lib), reiniciar y volver a arrancar.
  2. Desconectar el interfaz (sudo ifconfig wlan0 down), reiniciar, conectarlo (sudo ifconfig wlan0 up) y reiniciar.
  3. Eliminar los bloqueos que se puedan realizar durante el inicio del sistema operativo (sudo gedit /etc/rc.local, y poner en una línea del fichero de texto rfkill unblock).
  4. Desmontar el módulo rt2800 (sudo rmmod rt2800pci) (igual para el resto de módulos indicados en el punto 1), reiniciar y volver a montar (
    sudo modprobe rt2800pci).
  5. Instalar los drivers mantenidos por Markus Heberling descargar e instalar a través del centro de software de Ubuntu (nota, probar tanto con la versión 1.2.4 como con la 1.3.7. A mi la primera no me funcionó, y en cambio la otra sí que me era operativa). Posterior a esta instalación habrá que realizar el punto 1, para que el kernel utilice los nuevos módulos al arrancar.
  6. Si tampoco ha funcionado el último punto, probar a, sin borrar este modulo recientemente instalado, quitar de la “lista negra” el anterior módulo rt2800pci, y reiniciar.
  7. No os rindáis, y continuad intentándolo si no lo conseguís. Aunque este consejo parezca muy simple, en realidad es lo más parecido que tengo a una solución a este problema, ya que una de las posibilidades es que, en uno de los reinicios del sistema, y sin saber bien que se ha tocado, de repente funcione el interfaz de red inalámbrico. Curioso cuando menos, porque además no soy el único al que le se le ha pasado por la cabeza que la solución sea espontánea.

Posiblemente, una vez conseguido el desbloqueo del interfaz de red, el flujo de datos sea bastante limitado. Curiosamente con el paso de los minutos mejorará, y posteriormente se mantendrá en un nivel notable (sin alcanzar velocidades máximas, aunque suficiente para trabajar con el equipo).

Dejo para otro post la posible optimización del interfaz de red inalámbrica, posiblemente mediante la instalación y correcta configuración del módulo mantenido por Markus Heberling, o mediante la descarga, configuración y compilación de los drivers oficiales para Linux de Ralink.